© Copyright  -  www.povi.cl
OBSERVACIÓN VISUAL DE ACTIVIDAD VOLCÁNICA MEDIANTE UN
SISTEMA DE FOTOGRAFÍA SECUENCIAL PROGRAMADA





Figura 2. Pietro Fabris, un dibujante al servicio del diplomático inglés Sir William Hamilton, documentó cada detalle de las continuas erupciones del volcán Vesubio (Italia). El material gráfico recopilado fue publicado por Hamilton en 1772, contituyendo el primer tratado de Volcanología.
La pasión de Hamilton por los procesos eruptivos lo llevaron a ascender el volcán Vesubio en plena erupción en reiteradas oportunidades. Convirtió una de sus villas en Nápoles en un observatorio volcanológico equipado con diversos telescópios que le permitieron seguir paso a paso las erupciones desde una distancia segura.

La visión, el sentido que más utilizamos, ciertamente constituyó la primera herramienta de seguimiento volcánico. Mucho antes que la ciencia se convirtiera en una posibilidad de estudio, nuestros ancestros aprendieron las ventajas de mantener bajo observación a los volcanes cercanos. Cuando la volcanología se convirtió en una ciencia, la cuidadosa observación visual le otorgaba un carácter principalmente descriptivo.

En la actualidad, los instrumentos científicos reemplazan o complementan nuestros sentidos, ya que son más rápidos y mucho más sensibles, trabajan de día y de noche, generan registros más completos y reemplazan al volcanólogo en zonas de alto peligro.

A pesar de todas las enormes ventajas que ofrece la instrumentación científica, no existe aún un sustituto a los ojos experimentados de un volcanólogo. En la actualidad, la observación visual directa puede ser reemplazada por cámaras que permiten registrar secuencias fotográficas en forma continua. Las imágenes estáticas son convertidas en un vídeo acelerado para reconocer cambios en el comportamiento del volcán, comprender el fenómeno volcánico, inferir tasas de emisión y detectar erupciones. Usualmente, el registro fotográfico continuo constituye una base para interpretar el complejo puzzle de datos recolectado por otras técnicas de seguimiento.


Figura 1. Sir William Hamilton (1730-1803), notable volcanólogo y pionero de la observación visual.
La Importancia de la Observación Visual

La Primera Cámara Autónoma en Los Nevados (2006 - 2008)

Figura 3El 2 de Septiembre 2006 el POVI instala la primera cámara de observación de actividad volcánica permanente en Chile. Se elige el sector Los Nevados, a 9 km al NE de la cima, para seguir de manera óptima la trayectoria de las emisiones de material particulado.  Se programa el sistema autónomo para captar y grabar una imagen cada 10 segundos.  
Figura 4Sistema de observación de 2º generación, en operaciones entre 2008 y 2012. Consiste en una simple webcam CCD acoplada a un monucular.
Figura 5En Noviembre de 2012 se reemplazan las cámaras en operación por modelos que cumplen plenamente con los requisitos exigidos para el eficiente seguimiento de actividad volcánica. Desde entonces, el proyecto cuenta con 3 cámaras 24x7 y una cámara en el espectro infrarrojo cercano experimental, la que será reemplazada por una cámara IR de alta ganancia a comienzos de 2015.  

En 10 de Mayo 2008 el proyecto se traslada a Pucón. Las 8.640 imágenes diarias son descargadas mediante control remoto para luego ser analizadas utilizando una técnica de visualización acelerada que permite reconocer las explosiones lávicas, las características e intensidad de la fumarola, el grado de actividad del pozo de lava, propagación de grietas, emisiones de partículas y variados fenómenos asociados. Las secuencias más relevantes son catalogadas y difundidas, también como videos acelerados.      


Descarga Remota de Imágenes (2008 - 2012)

Cámaras CCTV - Se consolida el Proyecto (2012 - 2013)

>>  El Comportamiento Cronológico
Período 1985 en adelante



>>  Puntos de Calor MODIS
Seguimiento Satelital
Cámara con objetivo de alta ganancia (2014)

Figura 6En Octubre de 2014  se instala una 5º cámara en Pucón, equipada con un teleobjetivo de alto rendimiento. El sistema permite detectar detalles, como salpicaduras de lava (spatter) o bambas, a partir de un diámetro de 35 cm, además de pequeñas emisiones de polvo o cenizas.
       Inicio     Subvolcanismo     Prehistoria     Historia      1948-1984    1985-2017    Vídeos    Contacto